El Frente Amplio Venezuela Libre destacó que a partir del 10 de enero ocurriría la usurpación de la Presidencia de la República porque será ejercida sin legitimidad de origen.

El Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela (UCV) fue nuevamente espacio de encuentro para el Frente Amplio Venezuela Libre, coalición que celebró este lunes su congreso nacional. Con la participación de diferentes dirigentes políticos, estudiantes, representantes gremiales, Iglesia Católica, entre otros, expusieron un manifiesto con miras al 10 de enero de 2019, fecha en que Nicolás Maduro como presidente, pierde su legitimidad de origen.

“Definimos el 10 de enero de 2019 como una fecha que representa un hito histórico en esta etapa oscura de la vida nacional. Ese día vence el periodo presidencial vigente. Con ello desaparece por completo cualquier vestigio de legitimidad de un dictador totalitario que por la vía de los hechos ya carecía de ella, razón por la cual, a partir del 10 de enero, ocurriría una usurpación continuada del poder presidencial, pues quien pretende ejercerlo lo haría sin la legitimidad de origen que solo da la voluntad del pueblo”, señala el manifiesto.

La pérdida de legitimidad de Nicolás Maduro a partir del próximo 10 de enero está sustentada en las irregularidades del proceso celebrado el pasado 20 de mayo, cuya convocatoria inicial fue hecha por una ilegítima y desconocida internacionalmente asamblea constituyente, además de reducirse la oferta electoral al inhabilitar a grandes partidos políticos de oposición y no cumplirse los lapsos establecidos en las leyes y reglamentos electorales.

La organización y estrategia que plantea el Frente Amplio Venezuela Libre se basa en un proceso de transición que dé cauce al malestar social, en el que destacan la protesta pacífica de calle para aumentar la presión sobre la dictadura.

En este sentido se comprometió a construir las bases de un Acuerdo Nacional que “defina las reglas de una transición ordenada e inmediata y que garantice la plena vigencia de la Constitución de 1999 como instrumento jurídico-constitucional que unifica el sentimiento de la mayoría del pueblo venezolano. Reconocemos a la Asamblea Nacional como la única institución con legitimidad democrática y responsabilidad institucional para garantizar y conducir la transición”.

Asimismo, se comprometió a presentar un Plan de Políticas Públicas para la transición, cuyas prioridades de ese Plan de Gobierno en Consenso serían:

1. Atención de la emergencia humanitaria compleja en materia de salud y alimentación, con énfasis en nuestra población más vulnerable.

2. Cambio del modelo político, económico y social.

3. Atención inmediata a la crisis económica. Detener la hemorragia causada por la hiperinflación y recuperar el poder adquisitivo de la población.

4. Recuperación de los servicios públicos para hacerlos eficientes y sostenibles.

5. Reestructuración de las instituciones y lucha frontal contra la corrupción, que incluya la recuperación de activos provenientes de ella.

6. Respeto a los derechos laborales, a fin de garantizar el acceso de todos al trabajo, a un salario digno y a la posibilidad de crecer económica y socialmente en progreso y en paz.

7. Reforma integral del sistema de seguridad ciudadana, que incluya no sólo la reducción drástica de los índices de criminalidad que desangran a nuestro pueblo sino también la recuperación de territorios tomados por grupos irregulares, y respeto de los derechos humanos de todos por igual.

8. Compromiso pleno con la educación masiva y de calidad de los venezolanos, para que sin importar lugar de nacimiento o situación social, todos tengamos la posibilidad de desarrollar nuestro potencial como seres humanos.

9. Compromiso con el restablecimiento de la dignidad de la Fuerza Armada Nacional, con la mejora en las condiciones de vida y de servicio de sus integrantes, todo lo cual pasa por el respeto estricto a su naturaleza y funciones, descritos de manera clara en el artículo 328 de nuestra Constitución Nacional.

10. Reconciliación nacional y justicia, y desmontaje del lenguaje y prácticas de odio que dividen y explotan a los venezolanos.

“El Frente Amplio Venezuela Libre anima a la comunidad internacional a continuar reconociendo las luchas democráticas del pueblo venezolano, y a intensificar la presión y las acciones que contribuyan con la salida de la dictadura. La dictadura venezolana es una amenaza para todos los pueblos libres del mundo, y en especial de nuestra América”.

“Estamos venciendo la fractura, la división que existe entre nosotros y queremos reconstruir la unidad superior”, manifestó el rector de la Universidad Católica Andrés Bello, José Virtuoso.

La directiva de la Asamblea Nacional recibió las conclusiones de los 24 congresos regionales, a fin de que sean incluidos en los debates parlamentarios. Sergio Sánchez, representante del chavismo disidente, informó que el próximo 12 de diciembre se reunirán nuevamente en asamblea para discutir las estrategias de cara al 10 de enero de 2019.

Template by JoomlaShine