La principal tarea es aprobar una regulación para implementar el Acuerdo de París para limitar el calentamiento global "por debajo de dos grados" Celsius y, en lo posible, a 1,5.
 
 

Banco Mundial promete $ 200.000 millones contra cambio climático

Washington.- El Banco Mundial (BM) apoyará con el doble de inversiones la lucha contra el cambio climático y destinará para ello entre 2021 y 2025 200.000 millones de dólares (unos 177.000 millones de euros) para ayudar sobre todo a los países más pobres, anunció el organismo en Washington.

La cifra es el doble de la destinada en el actual periodo quinquenal de financiación. El BM acompañó el anuncio además con un llamamiento a toda la comunidad internacional para que aumente los medios para combatir el cambio climático.

El anuncio se produce coincidiendo con el inicio de la 24º cumbre climática de la ONU, que arranca hoy en la ciudad polaca de Katowice. Representantes de casi 200 países se reunirán durante dos semanas para negociar cómo poner en marcha mediante reglas claras y cómo supervisar los históricos compromisos del Acuerdo de París de 2015.

En la conferencia sobre el clima de París se acordó que se debe limitar el aumento de la temperatura mundial a una cifra por debajo de los dos grados centígrados, preferentemente por debajo de los 1,5 grados centígrados respecto de los valores preindustriales.

Las medidas adoptadas hasta ahora para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero no están resultando suficientes, por lo que se trata de intensificar los esfuerzos para reducir las emisiones, sobre todo las que se producen por la quema de petróleo, carbón y gas. (DPA)

 
 

Katowice (Polonia).- Las olas de calor, sequías y fenómenos meteorológicos extremos han sacudido las conciencias sobre el cambio climático, pero las emisiones de gases de efecto invernadero siguen aumentando. El Acuerdo del Clima de París de 2015 no basta por sí solo y ahora toca llenarlo de contenido: esa es la principal tarea de la 24 cumbre climática de la ONU que arranca este lunes en la ciudad polaca de Katowice.

La ciudad polaca de 300.000 habitantes es un curioso lugar para celebrar esta COP24 que dura hasta el próximo 14 de diciembre, ya que está ubicada precisamente en la zona industrial de Polonia. Sin embargo, precisamente por eso la ciudad podría ser adecuada, ya que ha cerrado muchas de sus minas y se ha reconvertido en una ciudad cultural con modernos servicios.

Los representantes de más de 200 países tienen ante sí grandes tareas en las casi dos semanas de reuniones en Polonia. En primer lugar, debe aprobarse una regulación para implementar el Acuerdo de París en el que la comunidad internacional se comprometió a limitar el calentamiento global "por debajo de dos grados" Celsius y, en lo posible, a 1,5.

Pero el planeta ya se ha calentado en torno a un grado e incluso si los países cumplen sus promesas anunciadas hasta ahora, el calentamiento llegará a unos tres grados, con consecuencias catastróficas, alertan los expertos.

Para impedirlo es necesario que los países presenten planes nacionales de protección climática más ambiciosos cada cinco años y elaborar informes regulares para monitorear la situación climática global. Además, se acordarán normas para elaborar los informes nacionales, con el fin de que sean fiables y comparables entre sí.

Otro de los puntos que deben acordarse es la forma de computar la existencia y protección de los bosques, que absorben el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera.

El objetivo número dos es presentar planes de protección climática nacionales más ambiciosos en 2020. El llamado diálogo de Talanoa - una palabra que viene de Fiyi y que se refiere a un intercambio respetuoso en busca de soluciones- pretende que los países se motiven unos a otros a aumentar sus objetivos climáticos.

Financiación clave

Un aspecto fundamental será la financiación de las políticas medioambientales. Por ejemplo, el Fondo Verde del Clima financia ambiciosos proyectos pero pronto será necesario aportar más dinero. Alemania, por ejemplo, contribuirá con 1.500 millones a partir de 2019, en lugar de los 750 millones que paga hasta ahora, y Berlín exige que otros países doblen también sus contribuciones.

Muchas tareas pendientes con un difícil punto de partida, después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara la salida de su país del acuerdo.

Otra de las incógnitas se sitúa en Brasil, que alberga el "pulmón del mundo", como se conoce la región del Amazonas. El presidente, el populista de derecha Jair Bolsonaro quiere permitir que se siga talando la selva, al tiempo que amenaza también con abandonar el acuerdo.

La población es cada vez más consciente de los efectos del cambio climático, que sufre en forma de sequías u olas de calor; pero las emisiones de gases de efecto invernadero se encuentran a un nivel récord y su concentración en la atmósfera también, según un reciente informe de la ONU.

La secretaria ejecutiva de la Convención sobre Cambio Climático de Naciones Unidas, Patricia Espinosa, ya ha bautizado esta 24 cumbre climática de la ONU como "París 2.0". Si realmente se consigue revivir el espíritu de París en Katowice, el mundo encauzará la lucha contra el cambio climático. (DPA)

Template by JoomlaShine