La estatal, que opera a un 15 por ciento de su capacidad instalada, actualmente ejecuta un proyecto de normalización de grúas como parte de un convenio con la empresa china Chalieco.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La grúa 101 del Complejo I de la reductora de aluminio estatal, CVG Venalum, cayó la mañana del lunes cuando una contrata intentaba hacerle mantenimiento.

El equipo es parte fundamental del proceso de reducción de aluminio pues moviliza toda la sincronización de las coladas en las celdas de producción.

Debido a la inoperatividad de la empresa, a la hora del suceso no había trabajadores laborando pues la desinversión y la restricción energética en la estatal ha conducido a la progresiva desincorporación de celdas.

CVG Venalum y la empresa Fives ECL ejecutan un proyecto de normalización del sistema de grúas ECL de los complejos I y II, como parte del contrato con la compañía China Chalieco.

“La puesta en marcha de este equipo representa la recuperación progresiva y sistemática de los niveles de producción, debido a que las operaciones básicas de las grúas, tales como el cambio de ánodos, trasegado de metal, subida de puente, banqueo de ánodos, adición de baño caliente, entre otras, se podrán efectuar con mayor confiabilidad”, señala la gerencia en un comunicado publicado en la página web de Venalum.

Actualmente la fábrica opera solo a un 15 por ciento de su capacidad instalada. En 2013 comenzó un fallido proceso de modernización a través de la ejecución de un proyecto del Fondo Conjunto Chino Venezolano cuyo estatus en Venalum se desconoce.

El proyecto incluía los planes de: normalización de celdas, adecuación de hornos de colada, adecuación tecnológica del sistema de suministro de energía eléctrica AC/DC y la reconstrucción del horno 48-II.

Símbolo del deterioro

Un trabajador que prefirió el anonimato indicó que la grúa estaba recibiendo el chequeo de rutina cuando “se pegaron los contactores y la grúa se llevó el único tope que estaba funcionando y, al no estar desplegado el gantry, se presentó el accidente”.

La imagen de la grúa es emblemática del proceso de deterioro que atraviesan las empresas básicas de Guayana, cuya baja operativa ha sido indetenible desde que el presidente Hugo Chávez inició el ensayo del Plan Guayana Socialista, el control obrero y, posteriormente, la militarización de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

Recientemente el Gobierno designó a Juan González Rodríguez como presidente encargado de Venalum, un ingeniero que ha hecho carrera en la empresa y un gesto que parece indicar un viraje en la política de ubicar a personajes ajenos al proceso técnico en cargos de dirección.

La estatal cuenta con 135 celdas de reducción de aluminio en servicio en la actualidad, de un parque de 905 celdas. Los números representan un retroceso con respecto a marzo de 2017, cuando Zuleta -general de brigada de la Guardia Nacional y cercano al actual gobernador de Bolívar, Justo Noguera Pietri- asumió la reductora con una operatividad de 32%.

Template by JoomlaShine