Por segunda semana consecutiva, trabajadores de nómina diaria en la Corporación Venezolana de Guayana reclaman el pago de sus beneficios contractuales, sin recibir respuesta alguna.

Prestaciones de 2018 y 2019, juguetes, útiles escolares, uniformes, vacaciones, entre otros beneficios son parte de los reclamos que trabajadores de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) mantienen desde hace dos semanas, sin pronunciamiento alguno del presidente de la empresa, Pedro Maldonado.

“Estamos pasando hambre, queremos que nos paguen, que nos atienda, que nos dé la cara. A Pedro Maldonado no le estamos pidiendo que nos regale nada, pedimos que nos paguen nuestros beneficios que nos ha vulnerado y están contemplados en la convención colectiva”, afirmó José Salas, empleado de la CVG.

Trabajadores de Upata y Ciudad Bolívar también se han sumado a la protesta. Salas denunció que recientemente murió un trabajador de Ciudad Bolívar, identificado como Luis López, por no recibir atención médica por falta de HCM.

Empleados de nómina diaria perciben semanalmente 17 mil bolívares, los de nómina fija devengan un promedio de 100 mil bolívares mensuales.

“Con eso no hacemos nada. Tratamos de paliar, matar un tigrito, pero con eso no le damos de comer ni una hora a un niño. Tenemos a nuestros niños, a nuestras familias pasando hambre. Yo pesaba 90 kilos y ahorita peso 62 kilos”, señaló Salas.

Agregó que a la fecha, aún hay trabajadores que no han podido enviar a sus hijos a clases, por no tener para cubrir su alimentación, además de los útiles y uniformes escolares que necesitan.

Template by JoomlaShine