Con una gran actuación del portero español Iker Casillas, los portugueses perdieron por 2-1, pero el gol de visitante puede ser decisivo para avanzar a los cuartos de final de la Liga de Campeones

Roma.- La Roma se impuso por 2-1 este martes al Oporto, con un doblete de Nicolo Zaniolo, en la ida de octavos de final de la Liga de Campeones, un resultado que deja a ambos equipos con claras opciones para pasar a cuartos.

Cuando todo parecía que el partido terminaría sin goles en el Olímpico de Roma, el equipo local puso la eliminatoria muy a su favor con dos goles de Nicolo Zaniolo (70, 76), pero un tanto del español Adrián López en el 78, dio vida al Oporto de cara al duelo de vuelta el 6 de marzo en Portugal.

El primer tanto llegó con una jugada de la Roma por la banda izquierda y un balón dentro del área que controló el bosnio Edin Dzeko y que cedió a su derecha, donde apareció Zaniolo para rematar con un disparo cruzado, lejos del alcance de Iker Casillas (70).

Seis minutos después, de nuevo Dzeko lanzó un disparo desde fuera del área en un contragolpe, estrellando el balón en un poste, para que Zaniolo, atento, recogiera el esférico y lo empujara a la red (76).

"Estoy muy feliz. Es casi imposible de describir con palabras", dijo Zaniolo tras su doblete.

Y cuando el Oporto parecía herido, Adrián López, que había entrado en el campo ocho minutos antes de marcar, tras sustituir al argelino Yacine Brahimi, remató con un disparo cruzado dentro del área, tras recibir del brasileño Tiquinho Soares, que centró al español casi sin querer, con un remate fallido (78).

Doblete de Zaniolo

"El tanto que concedimos puede complicarnos el partido de vuelta, aunque seguiremos trabajando duro para intentar terminar el trabajo en Portugal", añadió Zaniolo.

Su entrenador, Eusebio Di Francesco, pidió mesura en los elogios para proteger al joven Zaniolo. 

"Ha hecho un partido excelente. Se ha visto de lo que es capaz. Es normal que reciba elogios, pero sin exceso y con prudencia", señaló el técnico.

El AS Roma, con tres atacantes (Zaniolo, Dzeko y Stephan El Shaarawy) mostró más ambición frente a un Oporto que supo defenderse bien en la primera parte, buscando contragolpes que no llegaban por faltarle velocidad en sus acciones.

El dominio italiano en el primer tiempo se tradujo en un disparo de Dzeko a uno de los palos en el minuto 38, mientras que el Oporto tuvo que esperar media hora de partido para registrar su primer remate a puerta, por parte de Fernando Andrade.

Roma continuó siendo ambicioso desde el inicio del segundo tiempo y Bryan Cristante pudo adelantar en el minuto 49 al equipo italiano, pero su disparo desde cerca del punto de penal se encontró con un Iker Casillas bien colocado, que despejó con sus puños.

Inspirado Casillas

Pero el Oporto se mostró menos precavido que en la primera parte y añadió más confianza a su juego, manejando más la pelota en el centro del campo y armando varias jugadas de ataque.

En una de ellas, el conjunto portugués gozó de su mejor ocasión hasta ese momento con un córner lanzado desde la izquierda por el brasileño Alex Telles en el que Danilo Pereira sorprendió a la defensa local con un cabezazo cruzado que rozó uno de los postes.

En una segunda parte abierta, con los dos equipos tratando de marcar, Iker Casillas siguió inspirado en el Olímpico de Roma y tuvo otra buena intervención en el minuto 66, a disparo de Pellegrini.

Fue el aperitivo a los tres goles del partido, que llegarían poco después.

El Oporto pudo incluso empatar cerca del final, cuando un remate del mexicano Héctor Herrera se marchó fuera por poco (84), aunque Iker Casillas volvió a salvar a su equipo con otra intervención en el descuento (90+3).