Viernes, 06 Abril 2018 00:00

Niño de cinco años se quemó todo el cuerpo cuando adolescente intentaba prender un fogón con gasolina

 
Valora este artículo
(0 votos)
El niño está recluido desde el 5 de abril en la terapia intensiva del hospital Uyapar El niño está recluido desde el 5 de abril en la terapia intensiva del hospital Uyapar FOTO WILLIAM URDANETA

@OrianaFaoro

Yuletsis Rivas estaba desconsolada en la entrada de la sala de emergencia del hospital Uyapar, en Puerto Ordaz. Temblaba y lloraba, mientras hablaba por teléfono con un familiar y le decía: “Dicen que se puede morir”. Se refería a su hijo de cinco años, Leonardo Hernández Rivas, quien se quemó el 100% de su cuerpo este 5 de abril en la tarde, en un accidente doméstico.

El accidente que le causó quemaduras de tercer grado al pequeño sucedió en Villa Bahía, sector informal de la parroquia Unare, a la 1:00 de la tarde. En un descuido de su madre, el pequeño se fue a la casa de sus abuelos, ubicada al lado de la suya. Allí había cuatro menores de edad solos. El mayor de ellos, de 14 años, intentaba prender un fogón para cocinar el almuerzo,  por la falta de gas doméstico.

Usó gasolina para encender el fogón y se produjo una llamarada. El adolescente se asustó y soltó el recipiente de la gasolina. El combustible le salpicó al niño de 5 años, y en segundos se quemó todo el cuerpo.

“Yo no estaba ahí… ¡Mi niño! yo no estaba ahí cuando le pasó esa desgracia”, se lamentaba Yuletsis, al intentar contener las lágrimas, este viernes. La madre casi no podía sostenerse en pie de la conmoción.

El niño de inmediato fue trasladado al hospital Uyapar, en donde ingresó a la sala de terapia intensiva. El calvario continuó después de su ingreso: les pidieron desde las medicinas hasta vinagre, cloro y jabón para esterilizar el cubículo donde se encontraba Leonardo.

“No ha venido el médico y no sé cómo está. Estamos buscando las medicinas, porque ahí no hay nada. Ni siquiera me han dejado verlo porque está muy delicado”, precisó Yuletsis, hacia las 10:30 de la mañana de este viernes. Su madre llegó minutos después con pañales y ampollas de amikacina, antibiótico usado para combatir infecciones por estafilococo, entre otras bacterias, a la que es susceptible el pequeño.

La única unidad de quemados pública en la región está ubicada en el hospital Ruiz y Páez, en Ciudad Bolívar, adónde deben trasladar a Leonardo cuando sea estabilizado en el Uyapar. Los especialistas aún no han dado el pronóstico de su estado. Desde que ingresó el jueves, recibió la primera cura el viernes al mediodía.

Escasez general

En Ciudad Guayana continúa la escasez de bombonas de gas doméstico desde mayo del año pasado, cuando se incendió la planta de llenado de Pdvsa Gas Comunal, ubicada en Nueva Chirica. Desde entonces, son constantes las protestas en la planta de llenado ubicada en Unare, de usuarios hastiados por no conseguir las bombonas todos los días.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Más de 100 pacientes han muerto en hospital de San Félix por falta de insumos médicos durante 2018

barra 4naranja220

Personal de los hospitales Uyapar y Guaiparo protestó por mejores condiciones de trabajo y de atención médica

barra 4naranja220

Aumentan a 27 las muertes en pediátrico de San Félix en lo que va de 2018

barra 4naranja220

 

Esta semana, de hecho, vecinos de San Félix cerraron la avenida Cisneros y la vía a Upata por dos días consecutivos, exigiendo gas doméstico, pues Pdvsa tampoco surte las bodegas comunales que otrora vendían el recurso a precio regulado, a través de los consejos comunales.

“Yo en mi casa tengo gas. Llegué esta semana de Barinas y compré una bombona cara, en 100mil bolívares, pero la compré para tenerla y estar segura con mis hijos”, contó Yuletsis Rivas, madre de otros dos niños. En Villa Bahía no todos tienen la capacidad para comprar una bombona de gas a precio de mercado negro, y muchos cocinan la comida en fogones. Esta práctica causó el nefasto accidente que sufrió su bebé de 5 años.

Al llegar al hospital, la escasez de medicinas y otros insumos reiteró la crisis humanitaria que vive Venezuela y que el gobierno no quiere asumir. Los Hernández Rivas tuvieron que comprarlo todo, y por eso comenzaron a pedir colaboraciones a quienes pudieran ayudar.

La lista de medicinas e insumos que necesitan incluye: ampollas de vancomicina, ketoprofeno, omeprazol, esmeron o neucoron, gasas hidrolizadas para hacerle las curas al niño, y también pañales y jabón. En el Uyapar le pidieron hasta vinagre, cloro y jabón líquido para esterilizar el área de terapia intensiva donde está recluido el hijo de Yuletsis.

La Encuesta Nacional de Hospitales que presentó la Asamblea Nacional de Venezuela, el mes pasado, recopiló datos de hospitales públicos en todo el país, y obtuvo que el promedio de escasez de medicinas en el país es de un 88%.

Para contactar a Yuletzis, su número de teléfono es 04264901159. Para ayudas económicas, puede depositar en la siguiente cuenta de ahorros: Banco de Venezuela, 01020632400100003508, a nombre de Yuraima Hernández, cédula de identidad 9297949.

Visto 2391 veces Modificado por última vez en Viernes, 06 Abril 2018 19:53

Después de paralizarse por 48 horas, los maestros lograron que el gobernador se sentara con ellos este jueves en la mañana, y disc...

Sutrapuval entregó una solicitud de aumento del bono de alimentación por falta de comedores a Bs. 500 mil diarios, pero no ha reci...

Los trabajadores aprovecharon la ocasión para solicitarle al presidente de Sidor la reactivación del centro de equinoterapia, impo...

En todas las industrias, el ajuste del salario 16,5% por encima del ingreso mínimo nacional no genera diferencias notables en el p...